evaluacio_del_desempeno

Evaluación del desempeño dentro de las PyME’s en este 2017

La era donde el jefe mandaba llamar a todos para rendir tributo, se acabó hace ya algunos años.

Más allá del número de empleados o del nivel de ventas que se pueda observar en una PyME, para nuestra firma uno de los indicadores más importantes que nos habla sobre la madurez de la organización es el cómo se llevan a cabo los procesos de recursos humanos.

Y es que cuando arrancan las organizaciones ya sabemos que lo más importante es “vender y cobrar”, para luego crecer y empezar a reclutar al equipo que en algún momento tendrá que ser evaluado. Es ahí donde empiezan los primeros tropiezos de los emprendedores y de los dueños de negocios ya que frecuentemente se tiene muy poca experiencia como líder, o mucho “miedo a equivocarse con la gente” que provoca que seamos extremadamente rudos, agresivos y prepotentes con los empleados, o todo lo contrario, hace falta temple para sentarse, llamar la atención y ubicar a las personas que están medio perdidas.

Cuando el líder empieza a concentrarse en lograr resultados a través de otros se requiere de un nivel de consciencia y madurez mucho mayor que el que se tenía cuando se estaba en la etapa de emprendedurismo, por eso es importante que si ya estás ahí domines cual es el proceso tradicional para conversar con los empleados en torno a su desempeño (ver El ABC de la evaluación del desempeño).

Por encima de lo que dictan las mejores prácticas de negocios, lo cual puedes consultar en muchos libros y en otros artículos del mundo empresarial, tenemos que considerar que el punto central de esto es “evaluar a la persona” y por lo tanto no es lo mismo la forma que siente y piensa un empleado que ya lleva 30 años en la empresa y que tiene entre 50 y 60 años de edad, que lo que siente y piensa una señorita o un chavo de 23 a 30 años que está iniciando o que tiene poco camino recorrido en su trayectoria profesional y que tiene distintos sueños, distintas obligaciones, diferente nivel de compromisos económicos, diferente estilo de vida y sin duda una forma muy diferente de ver y vivir en comparación contigo, con tus contemporáneos y con los empleados de una generación mayor.

Van a pasar y pasar los años y los seres humanos siempre estarán batallando con los cambios generacionales, los jóvenes de hoy, no piensan como tú y tampoco tú piensas como lo hacían tus jefes y tus padres… eso es parte de la historia de la humanidad y es increíble ver como muchas personas simplemente no lo entienden y no lo pueden manejar.

Probablemente si platicas con adultos mayores de hoy, ellos te dirán que la regla era “llegar antes e irse después que el jefe”, que al jefe se le hablaba de usted y que por ningún motivo los empleados se atrevían a cuestionar al jefe o a “ponérsele al tu por tu” en la gran mayoría de los casos. Hoy vivimos un contexto muy diferente donde el secreto está en hacer que las cosas funcionen, que la gente ya no tolera a “los Jefecitos” y que lo que necesitan es un líder que inspire, que motive, que enseñe, que apoye, que corrija y que haga sentir que importas.

El paquete no es sencillo, más no imposible por eso especialmente si tienes gente joven a tu cargo aléjate de la figura de jefe y posiciónate en este rol de líder. Conversa con cada uno de tus colaboradores para acordar cual es el mejor mecanismo para comunicarse efectivamente (te voy a ver, vienes a mi lugar, nos conectamos por videoconferencia, nos hablamos por teléfono, nos escribimos mensajes, hay “n” opciones”), para definir la frecuencia (nos vemos cada semana, hacemos team back 15 min a diario, te dejo en paz y si me necesitas tú me buscas y viceversa… otra vez hay mil opciones) buscando al final generar acuerdos que funcionen.

Entre más abierto, más maduro, más recursivo y más transparente seas con tu comunicación del día a día con tus empleados, mucho más fácil será ejecutar el proceso de evaluación del desempeño, sin sorpresas, sin enojos, y siempre enfocado a lograr los objetivos.

Para eso sirve el ponerse de acuerdo en el cómo será la comunicación a lo largo del año.


Photo Credits: Bigstock © Mangostock



There are 3 comments

Add yours
  1. Alan Rivera

    Muy clara la definición de comunicación en este artículo, es muy bueno y nos ayudará a la retroalimentacion con nuestro equipo de trabajo y lo más importante cerrar el círculo, otro de los artículos que nos ayuda mucho es el ¡YA LES DIJE!, también muy claro y efectivo…. Saludos y gracias por tan importantes aportaciones de artículos

  2. Alan Rivera

    Claro de echo aveces es un poco más complicado entrar en sincronía con la gente ya más grande, pues tienen a entrar en una zona de confort, empatando muy poco tanto con su perfil de puesto, como con sus demás compañeros….. Saludos y excelente inicio de mes.


Post a new comment