Productividad-aplicada

Productividad aplicada en el día a día

El responsable de cuidar tu tiempo o de permitir que tu alrededor decida por ti está en tus manos.

Como hemos venido platicando a lo largo de la semana una vez que ya ha arrancado de lleno el año, volvemos al reto de lograr balance de vida para gozar de tiempo libre (Ver Tiempo libre – ¿Qué deseas hacer con él?) y la mejor herramienta para hacerlo se llama productividad.

Según lo indicado por La Real Academia de la Lengua, productividad es la relación entre lo producido y los recursos empleados, es decir, tener la capacidad de hacer más con menos, así que el nombre del juego para ser productivo en el día a día es lograr grandes resultados invirtiendo el mínimo de recursos posibles.

Si la meta de todos los días es respetar la “Regla de Tres” (Ver ¿Cómo generar tiempo libre?) quiere decir que tenemos que ser muy eficientes para sacarle el máximo a las 10 horas destinadas al mundo laboral. ¿Cómo podemos lograrlo?

  1. Antes de “competir”: Pensemos que cada día será una competencia feroz que hay que ganar, y como todo gran atleta de alto rendimiento preparase para el reto es fundamental. Un día productivo nace desde la noche anterior, por lo que si has escogido que tus 8 horas de sueño serán de 10:00 pm a 6:00 am, es necesario dejar todo listo para que a las 6:00 am que suene la alarma tu competencia arranque con todo. Ojo, asegúrate que tu reloj de verdad sonará a esa hora (si no sucede así ya empezamos mal). Deja lista tu ropa desde la noche anterior (con la tecnología de hoy puedes revisar el pronóstico del tiempo para ver cómo estará el día). Evita invertir tiempo en eso la mañana siguiente.
  2. La competencia: Ya dormiste 8 horas, super!!! pero ahora al día le quedan 14 horas de las cuales 6 son exclusivamente para ti y supongo que quieres que no se te vayan en vano. Es importante que desde un día antes ya tengas agendado cómo vas a usar esas 6 horas. El inventar o improvisar qué hacer con ellas durante el día probablemente resulte en que las pierdas. Quizá la entrada a la jornada laboral sea a las 8:00 o a las 9:00 am, lo cual significa que posiblemente puedas usar 2 ó 3 de las 6 horas justo al arranque del día para hacer ejercicio, desayunar con algún familiar, o bien salir temprano para evitar el tráfico.En muchas oficinas la entrada es a las 8:00 – 9:00 am, así que si decides llegar a las 7:30 am por ejemplo, quizás tengas unos 30 min tranquilos para estar en tu lugar, ordenarte, leer mensajes, preparar algunas llamadas o revisar información con mayor eficiencia que si ya estuviera todo mundo. Con acciones tan simples como estas, empiezas a comportarte con productividad. Recuerda que tu meta es salirte 10 horas después habiendo cumplido con todo. Si entraste a las 8:00 am, a las 6:00 pm en punto deberás salir para disfrutar al máximo las últimas 3 ó 4 de tus 6 horas de tiempo libre al día.No olvides que a lo largo de esas próximas 10 horas tendrás que enfrentar a los “ladrones del tiempo” (Ver ¿Buscas tiempo libre? – Huye de los ladrones del tiempo). Ellos intentarán fuertemente evitar que te salgas a las 6:00 pm como habías planeado, Cada vez que sientas que empiezas a perder el tiempo piensa, “Yo quedé de irme a las 6:00”.
  3. Después de la competencia: Imagínate como te sentirás si son las 6:00 pm en punto y ya vas caminando hacia tu coche, hacia el transporte público o simplemente dejando atrás el mundo laboral. Si no lo has vivido, no te lo puedes perder. La sensación de satisfacción y de tranquilidad que da el saber que lograste un día productivo es lo que te permite disfrutar aun más lo que resta del día. No hay culpas, no hay incertidumbre, hiciste todo lo que tenías planeado hacer y si esto lo haces constantemente seguramente serás feliz.Frecuentemente cuando hablamos de este tema el auditorio nos dice “que suena muy bonito” pero que en la realidad no es así… Y en efecto para muchos no es así porque no se esfuerzan para que de verdad suceda. Lograr balance de vida requiere de mucha disciplina interna, de aprender a educar al entorno para que los demás respeten tus tiempos y no invadan tu agenda. El responsable de cuidar tu tiempo o de permitir que tu alrededor decida por ti está en tus manos.

Photo Credit: TJ Gehling <a href=”http://www.flickr.com/photos/55154692@N05/16531603554″>Bumbling about</a> via <a href=”http://photopin.com”>photopin</a> <a href=”https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/2.0/”>(license)</a>



There are no comments

Add yours