Plan de marketing

Plan de marketing con una mentalidad de crecimiento

Para crecer el negocio enfócate en desarrollar un plan de marketing que implique invertir recursos para salir a comprar clientes.

Si bien es cierto que el optimismo es una de las competencias más difíciles de desarrollar en el ser humano, hoy es un gran día para cambiar la mentalidad con la que enfrentamos el mundo de los negocios.

Partiendo de la base de que todas las empresas no importando su giro, el producto o servicio que comercializan, ni tampoco su tamaño, años en el mercado o número de empleados, TODOS buscamos al mismo cliente… uno que tiene dinero y que tiene ganas de consumir lo que nosotros ofrecemos.

Para llegar a ellos, recurrimos a la Mercadotecnia, aquello que para muchos agrupa las estrategias comerciales, los estudios de población, el mercado meta, el posicionamiento de la marca, etc. sin embargo para nosotros los emprendedores debemos entenderla como una herramienta fundamental para “salir a comprar clientes”.

Así es, “salir a comprar clientes”… y para reforzar esto simplemente reflexionemos sobre a quién de nosotros le gusta salir a comprar algo con $2.00 en la bolsa. Si lo que buscas es CRECER tu negocio, tienes que enfocarte en el concepto de INVERTIR recursos para poder comprar clientes. Por cada peso que tu inviertas en un plan de marketing, muchos pesos más deberán de regresar a tu negocio. Si no lo ves así, estarás bajo la nube de GASTAR y acabarás recortando presupuestos, buscando “ahorros mal entendidos” y te cerrarás en un pensamiento “chiquito” en lugar de apostarle al CRECIMIENTO.

Pero ojo, no se trata de abrir la cartera y disparar billetes a diestra y siniestra, lo que tienes que aprender es a PROBAR y MEDIR, algo que muy pocas empresas practican. Para esto primero tienes que pensar en dónde se encuentra el mercado meta, quién es tu cliente ideal, dónde se encuentra, dónde se reúne, que le gusta leer, etc. Entre más específico seas mucho más fácil te será encontrarlo. Una vez que lo has localizado, imagina que estás en un barco en alta mar donde hay miles de peces, pero como tu buscas a tu cliente ideal, el anzuelo y la carnada deben ser específicos para ese “pez gordo” que todos buscamos.

Aquí la recomendación es preparar al menos “10 cañas distintas”, es decir, un plan de marketing que contenga 10 estrategias que puedan brindar al menos un 10% de efectividad para obtener un resultado del 100%. Puedes hacer llamadas en frío, visitar el sitio, correo directo, mandar un email, poner un anuncio en una revista o en un periódico local… hay muchas opciones.

¿Qué estrategia deberás usar?, muy simple, usa aquella que creas que será captada más rápidamente por tu mercado meta. ¿Cómo sabes si está funcionando?… pues probando y midiendo cada una de ellas.

Si pusiste un anuncio y nunca le preguntas a la gente que llega a tu negocio cómo se enteró de ti, quizás el día de mañana cometas el error de quitarlo o “aburrirte” de tu anuncio (que por cierto no es para que te guste a ti, sino a tu mercado meta), y acabarás destruyendo la fuente de prospección más valiosa que tenías simplemente por no medir si estaba funcionando. ¿Suena lógico no?

No necesitas ser un experto en Marketing, basta con que te decidas a invertir en al menos 10 estrategias  y que pruebes y midas diariamente los resultados de cada una de ellas para que logres desarrollar un plan de marketing exitoso gracias a tu mentalidad de CRECIMIENTO…

photo credit: 401(K) 2013 via photopin cc




There are no comments

Add yours