Clima organizacional

Sentirse bien, factor clave para el clima organizacional

El clima organizacional cambia radicalmente si el entorno y el ambiente que nos rodea logra hacernos sentir bien…

Son las primeras horas de la mañana del día lunes y suena el reloj… es momento de despertar e iniciar la semana lleno de energía. Te levantas con gusto, te diriges hacia la regadera y tomas un baño con el agua justo a la temperatura ideal. Te vistes, desayunas y sales de tu casa con el pensamiento claro de triunfar el día de hoy. Llegas a tu lugar de trabajo, desarrollas distintas actividades, tienes contacto con el medio en el que te desenvuelves, resuelves situaciones positivas y otras no tanto, y al final del día regresas a casa satisfecho y dispuesto a descansar para mañana emprender el vuelo nuevamente.

¿Suena lindo verdad?… ¿cuántas personas podrán contarnos que su vida es de esta forma todos los días? La respuesta inmediata indica que deben ser muy pocos, quizás tú mismo estés dentro del grupo de los que no tienen un día lindo como este todos los días, pero creo que estamos de acuerdo que vivir así debería hacernos sentir bien.

Las plantas e instalaciones dedicadas a procesos operativos son áreas de trabajo rudo. Generalmente no cuentan con las comodidades de los grandes corporativos (estacionamientos techados, pisos de mármol o aire acondicionado). En la planta muchas veces llegas al patio de maniobras a pleno rayo del sol y todavía hay que cumplir con lineamientos de seguridad como equipo de protección y uniforme. Todo esto influye directamente sobre el clima organizacional.

Por esta razón, el responsable de este tipo de instalaciones deben tener muy claro que un camino muy sencillo para obtener mejores resultados es propiciando un lugar de trabajo que permita que las personas se sientan bien. Aun es muy frecuente encontrar empresas con oficinas muy agradables ubicadas en zonas cómodas con todos los accesos y servicios a su alrededor, mientras que sus plantas o almacenes se encuentran cerca del abandono.

Nadie las visita, nadie supervisa, nadie escucha a las personas que ahí laboran, y caen en una incongruencia total debido a que regularmente los activos más valiosos son precisamente las áreas operativas y un gran porcentaje del dinero que está reflejado en los costos fijos y en el costo variable está ubicado ahí.

Si de entrada llegar o retirarse de estos centros de trabajo implica que el personal se sienta inseguro, ya sea porque las colonias por las que tiene que transitar tienen problemas sociales importantes o por la falta de transporte público, la energía empieza a mermarse.

El no contar con un lugar apropiado para guardar pertenencias mientras se trabaja, el no tener baños, regaderas y un comedor en condiciones adecuadas de higiene, y el no facilitar el equipo de protección y/o uniforme cómodo que proteja también resta energía.

Por encima de todo esto que es muy básico, existen organizaciones que además permiten que los mandos medios e incluso el responsable del sitio desplieguen estilos de liderazgo autocráticos e impositivos que no se enfocan en los objetivos del negocio, donde el bienestar de la gente no es relevante y que construyen su “pequeño imperio” en estos lugares que nadie visita. El resultado es terrible.

Con todos estos factores en contra, es de verdad  prácticamente imposible pretender que la gente esté contenta y que entregue el 100%. Por eso es fundamental que el equipo de liderazgo de las empresas que cuenten con este tipo de instalaciones considere lo siguiente:

  • Visitar continuamente la planta o el almacén para estar al pendiente de las condiciones físicas del lugar y del clima organizacional que ahí se está desarrollando. El tener visibilidad con  el grupo mantendrá la energía positiva por sentirse escuchados y considerados.
  • Destinar un presupuesto de mantenimiento de acuerdo al estado financiero de la empresa y respetarlo siempre. No se vale que la planta y la gente tengan que trabajar en lugares con llaves que no sirven, puertas que no cierran, sillas rotas o baños sucios…
  • Promover la seguridad en todo momento. Si la colonia donde se ubica el sitio es peligrosa para llegar o salir, o no cuenta con lugares para comer, es clave invertir en sistemas de seguridad. Estudia la opción de un transporte de personal que recoja y regrese al equipo en lugares donde puedan tomar otro transporte en una forma más segura. Instala un comedor interno, coloca máquinas despachadoras con bebidas o botanas para que la gente no tenga que salir…
  • Proporcionar capacitación y entrenamiento constante para todas la posiciones. Integra conceptos técnicos para sus actividades del día a día junto con temas de seguridad y enfócate también en el desarrollo personal.
  • Considera realizar eventos de integración en fechas importantes para el equipo dependiendo del presupuesto que tengas. No se necesita mucho dinero para hacer algo agradable en cumpleaños, actividades deportivas, días especiales o fiestas de fin de año.

La vida de todos nosotros cambia radicalmente si alguien o el entorno logra hacernos sentir bien… El dinero es un recurso que va y viene, por eso invierte en el bienestar de la empresa para que los resultados se alcancen mucho más rápido.

 

http://www.spokefire.com/Rodrigo-Calderon/
Rodrigo Calderón
Executive Coach
ebena, Soporte Empresarial, S.C.
ebena.mx
———————————————
T. +52 (55) 6281 8028
Skype: ebenasoporte
@rcalderon74
 photo credit: Anvica via photopin cc

 

 

 

 




There is 1 comment

Add yours

Post a new comment