Planeación estratégica

Las bases de la planeación estratégica

Cuando se arranca un negocio, cuando se inicia un nuevo ciclo o cuando empiezas un nuevo periodo es importante recordar las bases de la planeación estratégica.

¿Recuerdas cuáles son las 3 bases fundamentales? Parece que esta pregunta nos motiva a encender “la máquina del tiempo” para ir por un momento al pasado no importando si ya hemos estado 10 ó 15 años en el negocio, o si tan sólo han transcurrido unos cuantos días después de la última reunión de planeación.

En una plática con empresarios y dueños de negocios, es muy sencillo recordar aquellos primeros pasos cuando abrieron la empresa e iniciaron las operaciones. Todos recuerdan sentimientos importantes alrededor de esto, algunos de alegría por empezar algo nuevo, y otros preferirían no tocar el tema por lo difícil que fueron esos días.

Cuando se arranca un negocio debe existir una razón de peso, algo que no sea trivial o pasajero, debe ser algo que al recordarse lo despierte todo… En algunos casos te puede causar que se te cierre la garganta o incluso que te broten algunas lágrimas. A eso le llamamos la VISIÓN, esa frase que nos remonta al origen, lo que querías crear y que con el paso del tiempo se puede transformar en un legado. Teniendo la visión en mente, el paso siguiente es reflexionar profundamente sobre qué es lo que deseas hacer. Debes pensar quién eres, en qué negocio estarás, qué te hará diferente, o qué ofrecerás a tus futuros clientes.

Esto que se parece a un mapa es lo que definimos como la MISIÓN de la empresa y debe ser tan poderosa, que de inmediato te debe ayudar a definir con quienes quieres trabajar, qué tipo de personas se podrán unir al equipo y cuáles serán las políticas, valores y cultura que reinará en la organización. Con un fin en mente, ahora es tiempo de establecer cómo, cuándo y quién hará cada cosa. La definición de OBJETIVOS es lo que capitaliza todas esas intenciones, ideas o metas que se están buscando.

Si se quedan en eso, en sólo ideas y buenas intenciones, lo más seguro es que no pase nada y serás un barco a la deriva. Por eso los objetivos deben ser inteligentes (S.M.A.R.T por sus siglas en Ingles) y contienen la siguiente estructura:

  • Específicos: ¿Qué se va a hacer concretamente?
  • Medibles: ¿Cómo se va a evaluar el desempeño?
  • Alcanzables: ¿Es posible lograr lo que buscamos?
  • Responsables: ¿Quién lo va a hacer?
  • Tiempo: ¿Cuándo se va a entregar?

Si en una organización se plantea como objetivo “Incrementar la ventas” o quizás “Reducir los costos”, suena muy lindo pero probablemente no suceda nada…

Estas dos frases no son objetivos inteligentes porque les faltan componentes (medición, responsable y tiempo). De hecho esas dos mismas ideas serían objetivos si las expresáramos de esta forma:

  • “Incrementar las ventas en un 10% con respecto al cierre de Diciembre del año anterior – Responsable: Nombre y Apellido” . 
  • “Reducir los costos en un 10% durante el mes de Junio del presente año – Responsable: Nombre, y Apellido”.

Ahora sí, en ambos casos es muy claro lo qué se busca (específico), hay un factor que indicará el desempeño (medible), asumamos que la empresa tiene todo para hacerlo (alcanzable), se indica el nombre del responsable y también para cuándo se logrará todo esto (tiempo).

Todas las organizaciones son dinámicas, la gente, el mercado y las tendencias cambian, sin embargo es muy importante que la esencia de la empresa se mantenga constante (Visión), que todo lo que se haga hacia el interior o hacia el exterior de la empresa sea congruente con la Misión establecida y finalmente todo el equipo deberá contar con objetivos inteligentes alineados a lo largo de toda la estructura.

Aprender a alinear objetivos con la misión y la visión del negocio, aprender a distribuirlos en todos los niveles jerárquicos, y comunicarlos y explicarlos a todo el equipo es una tarea fundamental del equipo de liderazgo de la organización y es la base de un buen sistema de planeación estratégica.

Revisa tu empresa, te aseguro que si estás haciendo las cosas de esta forma, el éxito está a la vuelta de la esquina…

photo credit: Arrano via photopin cc




There are 3 comments

Add yours
  1. Ejecución – Elemento clave del modelo de liderazgo

    […] En el mundo laboral aprender a planear incluyendo adquirir la práctica y la experiencia para transformar las directrices generales de un negocio en objetivos inteligentes ya por sí solo es todo un reto para las organizaciones; sin embargo por muy frustrante que esto pueda sonar, planear es apenas el primer paso para lograr resultados (http://ebena.mx/las-bases-de-la-planeacion-estrategica/). […]


Post a new comment