medium_4647211575

3 momentos críticos del plan de vida y carrera profesional

En México desafortunadamente sólo un pequeño porcentaje de la población es el que tiene el privilegio de asistir a una universidad para obtener un grado de licenciatura y abrirse paso en el mundo laboral. La gran mayoría comienza a trabajar a corta edad debido a una situación familiar particular, o a los problemas económicos.

En ambos casos sigue sin existir un puente que le permita a las personas preparar una plan de vida y carrera profesional. En las universidades se asume que los conocimientos académicos acumulados serán suficientes para integrarse a equipos de trabajo y entender la cultura organizacional (lo cual es un error) y para el resto de la población simplemente no hay tiempo que perder puesto que debemos comer todos los días.

Con este escenario, no queda de otra mas que aprender a “cambiarle las ruedas al camión, andando”, así que veamos al plan de vida y carrera profesional como una competencia deportiva en la que para triunfar se necesita poner atención en los 3 momentos más críticos:

1. Antes de la competencia

Este momento es el punto de partida. Con estudios avanzados de licenciatura, maestría y posgrado, o simplemente sin nada, aquí lo importante es entender que desde hoy lo que vas a hacer en el mundo laboral es vender el mejor producto que tienes y que eres .

No importa que TIENES sino quien ERES, y esto no se enseña en las escuelas, se aprende mirándose al espejo, reflexionando y aceptando tanto las cualidades que tienes como las oportunidades de desarrollo individual.

  •  ¿Quien soy? El conocerse individualmente es fundamental para poder pensar en que áreas y en que tipo de trabajo podría yo ser más exitoso. Imagina que eres una persona muy introvertida, pero encuentras una posición de “Conferencista” donde pagan mucho dinero, ¿te sería fácil triunfar en comparación con otra persona muy extrovertida que de forma natural puede hablar en público? Suena difícil… por eso el primer paso es conocerte bien, y sin duda una prueba de comportamientos DISC o realizar un perfil psicométrico como Profile XT podrían ser de gran ayuda para entender cuáles son tus “super poderes” e identificar  tu “kriptonita”, es decir todo aquello que desvía tu  desempeño y la causa raíz de muchas caídas si no pones atención.
  • ¿Dónde puedo ser exitoso? Una vez entendiendo quien eres lo ideal sería buscar empleos o emprender negocios que sean afines a tus virtudes. Encuentra y define aquellas posiciones donde puedas explotar al máximo tus cualidades.
  • ¿Cómo vendo mi talento? Si buscas formar tu empresa, piensa bien sobre el giro de tu negocio para que éste sea una plataforma en la que tus socios, clientes y proveedores puedan verse beneficiados de tus cualidades. Si piensas en ir a buscar un empleo, lo importante será preparar un curriculum y un perfil en LinkedIn o en los portales de empleo que hablen y reflejen precisamente tus poderes. Ten muy en cuenta que en estos tiempos nadie te va a pagar por tus títulos académicos, sino por el impacto que puedas lograr en las organizaciones. La foto que publiques en la red, la presentación de tu curriculum, la forma en que vistas en una entrevista de trabajo, tus palabras, el lenguaje no verbal y todo lo que transmitas debe ser congruente y pensando en vender ese maravilloso producto que eres tú.

 

2. Durante la competencia

Ya estás en el terreno de juego, así que no hay mucho espacio para los errores. Llegó el momento de demostrar tus poderes, de hecho la vida real te ayudará a desarrollarlos aun más o terminará por consumirlos si no pones atención. Ten siempre presente que el éxito depende del alcance de los objetivos que te propongas tanto de forma personal como profesional. Habrá posiciones en las que tus poderes serán suficientes para lograr resultados, pero habrá otras que buscarán retarte, te provocarán descontrol y te obligarán a salir de tu zona de confort. Al final son esas experiencias críticas las que hacen crecer tus poderes e incluso te ayudan a descubrir y adquirir algunos nuevos.

  • Integridad y valores: Durante el curso de tu carrera profesional nunca abandones o traiciones tus principios universales. No hay compañía, no hay sueldo, no hay prestaciones por las que valga la pena perderte en el “lado obscuro”. Recuerda que tu imagen y tu prestigio es lo que está en juego y es lo que venderás toda tu vida.
  • Competencias: Precisamente por eso las llamamos así. Son todas esas cualidades y habilidades que posees o que tienes que desarrollar para triunfar. A lo largo del camino los distintos roles y responsabilidades demandarán diferentes niveles de adaptación, ejecución, comportamientos y conocimientos tanto del negocio mismo como en relación a colaborar con personalidades de todo tipo. No olvides quien eres, con quienes te es más fácil trabajar y con que personas te cuesta mucho interactuar. El cómo manejes esto es la diferencia entre caer o seguir avanzando.

3. Después de la competencia

Sabiendo que el éxito no es un destino, sino el camino por el que todos debemos andar, ten en mente que a lo largo del trayecto abrirás y cerrarás ciclos que pueden corresponder a diferentes etapas profesionales. Al término de cada uno de ellos haz un alto, analiza y reflexiona nuevamente sobre ti, sobre tus poderes iniciales, sobre los que has adquirido y enfócate en ver cómo puedes triunfar en el nuevo ciclo que piensas abrir. Si consideras que ya has llegado al momento de tu retiro, quizás valga la pena escribir un libro sobre tu plan de vida y carrera profesional. 

Estás de acuerdo que a todos nos hubiera gustado contar con alguien que nos iluminara a largo camino…

Rodrigo Calderón
Executive Coach
ebena, Soporte Empresarial, S.C.
ebena.mx
———————————————
T. +52 (55) 6281 8028
Skype: ebenasoporte
@rcalderon74

photo credit: sakeeb via photopin cc




There are no comments

Add yours